¿Qué tiene que tener un Bar en San Telmo?

El barrio de San Telmo es uno de los más antiguos de la ciudad de Buenos Aires, de forma tal que al pensar en las características que necesita tener un buen bar ubicado en esta zona deberíamos primero con siderar varias cosas; entre ellas, que sea un lugar con historia propia, con tradición cultural y social, de modo tal que se encuentre en equilibrio con las características principales del barrio, a su vez reconocido por su enorme valor en términos históricos.

La Cava de El Querandí, por ejemplo, es uno de esos espacios singulares que han sabido privilegiar su tradición personal y la enorme influencia que esta ha tenido en el casco histórico de la ciudad de Buenos Aires. Si se trata de encontrar una propuesta realmente completa, que incluya lo mejor en materia gastronómica, degustación de vinos exclusivos y semi-exclusivos, y un ambiente cálido, único desde todo punto de vista, que literalmente busca homenajear a su vasta historia, La Cava de El Querandí es, sin lugar a dudas, una de las mejores alternativas para el público.

bar san telmoDesde aquí consideramos que lo único que verdaderamente debe tener un bar en San Telmo que resulte a la vez representativo del barrio en el que se encuentra es, precisamente, saber demostrar el orgullo y el compromiso con su historia pasada. Por cierto que esto no es algo sencillo de lograr, sobre todo cuando hablamos de un espacio capaz de ofrecerle al público un variado abanico de propuestas.

Historia, tradición, compromiso, pero también la posibilidad de brindarle al cliente un servicio moderno, exclusivo, son algunas de las claves que deberíamos tomar en consideración al momento de elegir algunos de los mejores bares en San Telmo. En la Cava de El Querandí, por ejemplo, se logra combinar de forma armoniosa todas esas cualidades, con un concepto de diseño que respeta y honra profundamente la historia del lugar, pero además con la posibilidad de disfrutar catas de vinos, o bien de un exquisito menú a la carta con cocina de autor.

Este tipo de propuestas son las que mejor representan la historia del barrio de San Telmo, auténtico casco histórico de la ciudad de Buenos Aires. Es decir que, un buen bar emplazado en esta zona debe ser capaz, por un lado, de darle a su público un servicio de excelencia, y por el otro, respetar en todo momento su esencia como bar típico del barrio.

¿Y cuál es el espíritu de San Telmo? En este sentido, el barrio tiene muchas facetas, pero casi todas se encuentran atravesadas por los emotivos acordes del tango, los ritmos de la milonga, por sus calles adoquinadas en las que supieron caminar las personalidades más destacadas de la noche porteña.

En la Cava de El Querandí se representan a la perfección todos estos valores ligados a la historia y la tradición del barrio de San Telmo: un bar en donde el principal protagonista es el vino, es cierto, pero donde además es posible disfrutar de platos exquisitos y un espacio que realmente cuenta con historia propia. Del mismo modo en que algunos bares del barrio empiezan a forjar su propia tradición, la Cava de El Querandí ya cuenta con historia propia, se enorgullece de su pasado, y lo trae al presente a través de un servicio totalmente exclusivo.

Y si hablamos de historia es importante mencionar que este bar de San Telmo es, en esencia, una enorme y vieja casona de finales del siglo XIX, restaurada con especial cuidado y meticulosidad para respetar sus características y su tradición.

Estos son algunos de los detalles principales que debería tener un bar en San Telmo, en especial si este desea homenajear con genuino orgullo los valores de su pasado, tanto cultural como edilicio, pero en también mirando de frente hacia el futuro, combinando en su esencia lo mejor de la tradición del casco histórico de la ciudad de Buenos Aires pero también con un servicio exclusivo, de primera calidad.